Este fin de semana Red Mutual y la Liga Santafesina continuarán llevando adelante los Torneos de Penales, luego de la excelente doble jornada inaugural que tuvo lugar en distintos predios de los clubes que componen la Liga Santafesina de Fútbol de la que participaron más de 1.200 chicos y 2.000 padres y acompañantes.

En esta oportunidad la cita será sorpresa. A las 9 de la mañana del sábado se instalará un stand de Red Mutual para inscribir a quienes quieran participar de este torneo que pondrá en juego un equipo completo de camisetas para los niños de los clubes a los que representen.

Las tandas de penales se realizarán en los entretiempos de los partidos que animarán las divisiones participantes. Cada jugador se llevará de regalo una remera, un mate y una bombilla como premio por jugar.

Del torneo pueden participar tanto hombres como mujeres, tal es así que en la primera experiencia hasta una abuela se animó a patear. Los equipos tendrán cuatro integrantes: tres pateadores y un arquero.

Cabe recordar que los equipos que participan de los Torneos representan a aquel en el que juegan sus chicos. Las bases y condiciones del concurso pueden conocerse en las redes sociales de Red Mutual así como en este sitio web.

La propuesta ideada en conjunto por la firma y la Liga Santafesina busca premiar al universo de familias que cada fin de semana le hace el aguante a más de 12.000 chicos que integran las divisiones inferiores de todos los clubes.

Todos los domingos (esta vez un sábado) las canchas de la Liga se llenan de papás, mamás, tíos y abuelos que van a alentar a sus niños mientras juegan al fútbol y se forman como personas. Por eso, la iniciativa apunta a que los grandes puedan pasar la jornada de una manera amena y, además, con la posibilidad de colaborar con las instituciones.

En su primer fin de semana de actividad, los torneos de penales beneficiaron a los clubes Los Ciclones y Defensores de Alto Verde, dos entidades que crecen a base de esfuerzo y sacrificio en distintas zonas de la ciudad. ¿Quién saldrá premiado esta vez?

Por Juan Carlos Haberkon